El proyecto europeo RESTAT por un turismo accesible llega durante este semestre al ecuador de su desarrollo, cumpliendo así en los próximos meses un año desde su puesta en marcha. Durante todos estos meses, la EuroFUE-UJI ha trabajado en materia de turismo accesible para desarrollar métricas de calidad y promover la accesibilidad y la sostenibilidad en el sector turístico, como socio de este proyecto Erasmus+ en la acción “Asociación Estratégica en el ámbito de la educación y la formación”.

La última reunión transnacional del consorcio tuvo lugar en Baia Mare (Rumanía) y se centró en la evaluación de la calidad y las habilidades de los trabajadores para desarrollar un turismo accesible. Asistieron a este encuentro todos los socios del proyecto,  la organización New Horizons de Tusa (Italia), la asociación para personas con discapacidad Handy Club de Ostrava (República Checa), la empresa de educación Rogepa y el instituto griego de formación ECTE, junto a la EuroFUE-UJI. Todos coordinados por el Ayuntamiento de Tusa.

Desde esta última reunión transnacional entre los socios, el conjunto del consorcio ha estado llevando a cabo estudios que determinen las habilidades requeridas por el público para hacer del sector turístico un área accesible y sostenible. Estas habilidades vendrán determinadas a partir de los resultados extraídos de los distintos talleres de debate llevados a cabo por todos los socios.

La EuroFUE-UJI organizó dos de estos talleres. Un FOCUS group con residentes de FRATER con el objetivo  de dar voz a las personas con diversidad funcional y extraer capacidades y habilidades útiles para poder incluir en cursos de formación dirigidos a  operadores turísticos y hoteleros. Así como un FOCUS group con futuros expertos en el sector, al que también participó Javier Sánchez, catedrático de la UJI especializado en investigación de mercados, para hablar sobre el futuro del sector: un turismo que incorporará progresivamente la tecnología, los viajes hechos a medida y experiencias distintas, innovadoras y revolucionarias.

A partir de todos estos estudios, los integrantes del proyecto RESTAT culminarán sus objetivos durante el próximo año, creando sinergias entre el sector turístico y la accesibilidad, con el fin de crear nuevas infraestructuras accesibles y ofrecerlas a las personas que las necesitan.